28 Nov 2010

Desarrollo del sector vitivinícola en la D.O. Bullas

Hoy hemos pasado el día con los miembros de la Asociación Acción-Solar, una importante asociación que funciona en torno al uso de las energías renovables en toda la Región de Murcia. Han celebrado su asamblea general en Bullas, y aprovechando la actividad, les hemos acompañado a una visita a una de las bodegas de la Denominación de Origen, en particular a Bodega Monastrell; y al Centro de Agroecología y Medio Ambiente.

En la bodega nos ha atendido Alfonso, que muy amablemente como siempre, nos ha contado todos los aspectos de un sector productivo tan complejo como es el del vino. Mientras que le escuchaba, me ha hecho asegurarme en mi convicción  del importante papel que tiene la diversificación agraria en los territorios rurales como métodos alternativos de aumento de la renta de sus pobladores,  y sobre todo ahora que sufrimos una importantísima crisis económica.

Sin embargo, también me ha hecho reflexionar en que lo verdaderamente importante es su implicación personal en proyectos paralelos a su vida profesional, que en muchas ocasiones además de tiempo, cuesta mucho dinero y esfuerzo el sólo mantener, únicamente por convicción personal y en otros, por mantener una tradición familiar.

Muchos de los asistentes no terminaban de ver en donde residía la importancia personal de esta actividad para sus promotores. Alfonso nos ha indicado que el eje principal de difusión del producto de esta bodega (y casi por extensión, del resto de bodegas pequeñas que pertenecen a la D. O.; 12 en total) reside en  el valor añadido del producto final: la elaboración de un producto casi único en el mundo (la variedad monastrell, autóctona de esta zona, prácticamente se recoge en la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia) y una búsqueda extrema de la calidad del producto final, que en su caso en particular pasa por un trabajo casi artesanal, el desecho de casi 2/3 de la producción y la búsqueda de la nula modificación de los caldos en bodega. Todo para conseguir, por ejemplo, que su vino “Chaveo” salga a un precio en bodega de 10 euros la botella, y que su calidad sea excelente.

Bullas ha sufrido en los últimos años un crecimiento espectacular en su lucha por aparecer en el mapa nacional al lado de los referentes del mundo del vino. Se han creado más de 10 bodegas (muchas de ellas de la mano de la iniciativa Leader), se ha aumentado significativamente el valor de estos productos de calidad, y se ha articulado una verdadera estrategia turística en torno al mundo del vino en el total del territorio de la D. O. Bullas.

Sigue quedando mucho camino por recorrer y muchas experiencias que aprender de otros territorios para la correcta explotación del turismo enológico en nuestro territorio, pero al visitar proyectos de esta envergadura, pequeños, casi familiares y en torno a algo tan característico como la explotación de un producto agrario y tradicional, uno se da cuenta de lo importante que son las políticas de desarrollo de estas actividades, tanto para fijar población como para conseguir la conservación del paisaje y la puesta en valor de productos autóctonos, que por suerte para nosotros, son muchos.

Más info: Acción Solar.

Más info: Bodega Monastrell.

Más info: Consejo Regulador D. O. Bullas.

 


Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *