17 Sep 2013

Pa' lo que hemos quedado (II) [Opinión]

Seguro que recordáis mi anterior post que denominé “para lo que hemos quedado“. Pues bien, ya han pasado un par de días desde que comenzaron las prácticas de empresa de mi curso de Certificación Profesional “Comunity Manager y E-commerce” que estoy realizando en Murcia capital.

Pues bien, todo es lo que no parece. Ni son una prácticas, ni son laborales. Bueno, eso sí que es verdad. La sorpresa comenzó el día 12 cuando me presento en la Academia Rusadir, lugar donde se están desarrollando las prácticas, pensando que durante 15 días me iba a encargar de realizar las labores propias de la formación que estaba realizando.

El primer detalle que me llamó la atención fue que nos dirigieron a un aula, con otros 12 compañeros/as. Pensé que sería una descripción inicial de lo que tendríamos que hacer durante estos días para luego dirigirnos a nuestros destinos laborales. Pero nada más lejos de la realidad. Nuestras prácticas de empresa no laborales se han convertido en 90 horas de trabajo complementario a la formación en un aula dentro de la Academia.

Imagino que os podéis imagina cual fue la sorpresa de todos en el momento en que descubrimos a qué nos enfrentábamos durante los próximos días. El tutor del curso, David, nos envió por correo electrónico los diferentes boletines de trabajo que debemos de realizar hasta que finalice el tiempo para poder conseguir nuestro certificado de profesionalidad. Y así, comenzamos a trabajar.

A las 10,30 de la mañana, pausa para un café y retomar fuerzas. Nos dirigimos todos los alumnos a un bar cercano, y pronto saltó la liebre: las labores que estábamos realizando no nos agradaba a ninguno. Nadie esperaba la situación de trabajo en la que nos encontrábamos. A ningún asistente nos acomodaba la situación.

Poco después, en pleno debate, aparece David para tomarse un café con nosotros. No parece “mal tío” y la verdad, hemos hecho buenas migas muy pronto con él. David nos comenta que es una nueva norma desde el SEPE para evitar que los alumnos que se envían a empresas a realizar prácticas terminen archivando o dando citas por vía telefónica. Pero, que si alguien tiene algún problema con la situación, se podía poner en contacto con el Grupo Fexma (entidad que coordina la formación) para ver que se puede hacer. Sólo un detalle: la empresa a la que podamos ir debe de firmar un certificado que indique que vamos a realizar las tareas que se nos encomienda en nuestra formación.

Se acaba la discusión. Nadie tiene nada que decir. Todos seguimos pensando que no es lo que esperábamos, pero bien visto, 12 cabezas piensan mejor que una, y que puesto que las labores a realizar son las mismas (estemos en la empresa que estemos) puede que este plan no este tan mal.

Así, pues, ni prácticas ni trabajo de gratis. Simplemente, un nuevo curso. O más bien, 90 horas complementarias a la formación inicial. Hasta en eso han cambiado las cosas con la crisis económica.

Imagen de cabecera de EstudianteSur


Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *